Betsey Banker
Educadora de Bienestar
/
View from the Top

Ergotron: Poca Actividad Física Daña la Productividad Laboral

By Miriam Bello | Mon, 07/05/2021 - 16:26

P: ¿Por qué el movimiento y la postura son importantes para el bienestar de los empleados y las empresas?

R: El movimiento es uno de los principios básicos de la salud. Las investigaciones han demostrado que el movimiento no se trata solo de ejercicio, los seres humanos necesitan hacer entre 30 y 60 minutos de ejercicio de moderado a vigoroso durante el día. También necesitamos actividad física regular de bajo nivel, que es tan simple como pararse, caminar o estirarse. Esta actividad de bajo nivel debería ser una gran parte de nuestra actividad física durante el día, pero los lugares de trabajo simplemente no fueron diseñados para mezclar el ejercicio y el trabajo con la computadora.

Las personas a veces pasan más de ocho horas al día sentadas, a menudo con muy pocas interrupciones. Este comportamiento sedentario prolongado, más la posibilidad de una mala postura, es motivo de preocupación porque está relacionado con diversas enfermedades metabólicas, dolor musculoesquelético e incluso trastornos de salud mental.

P: ¿Cómo pueden las oficinas integrar el movimiento en sus actividades sin reducir la productividad?

R: Los escritorios de pie permiten a los empleados incorporar cantidades saludables de actividad física de bajo nivel, ya que el colaborador tiene la oportunidad de ponerse de pie y caminar. Esto les permite a los empleados interrumpir un largo período sentados, sin tener que alejarse de la computadora o reducir su productividad. Una de las razones por las que los escritorios de pie son una solución popular en el lugar de trabajo es que brindan alivio a los empleados individuales y brindan a los empleadores la oportunidad de mejorar la salud de sus colaboradores. La inversión en estaciones de trabajo informáticas activas permite a los empleados realizar esa actividad física mientras siguen siendo productivos.

P: ¿Qué implicaciones puede tener el sedentarismo en el desempeño de la organización?

R: Las dos preocupaciones inmediatas son el ausentismo y el presentismo, que suelen ocurrir cuando los empleados están ausentes o desconectados de su trabajo debido a problemas de salud causados ​​por una mala postura, malas estaciones de trabajo y comportamiento sedentario. Los empleados pueden estar en el trabajo, pero distraídos, pensando en el dolor de espalda o experimentando un mayor nivel de estrés o ansiedad. Estos problemas de salud mental se ven agravados por el comportamiento sedentario y pueden ser una gran distracción. El estrés y la ansiedad podrían influir en la forma en que las personas se comunican con sus colegas y colaboran. Si bien los empleadores pueden identificar fácilmente el ausentismo, es mucho más difícil medir el presentismo porque es más difícil determinar cuándo las personas no están rindiendo a su máximo potencial.

Por otro lado, el movimiento es bueno para el cuerpo y el cerebro, y está vinculado a la felicidad y la productividad. Usando muebles adecuados, las compañías pueden ayudar a proteger y promover la salud de su fuerza laboral y brindar alivio a quienes ya experimentan dolor o malestar debido a un estilo de trabajo sedentario. Por ejemplo, un estudio demostró que el 78 por ciento de los participantes que sufrían de dolor lumbar crónico reportaron mejorías significativas tras usar un escritorio de pie. Estas mejorías incluyeron reportar un día entero sin sentir dolor.

Las mejores prácticas de salud también pueden actuar como estrategias de retención porque cuando los empleados sienten que su organización los apoya y se preocupa por su bienestar, es más probable que se queden en una empresa.

P: A medida que las condiciones de trabajo continúan cambiando entre el hogar y los espacios de oficina, ¿cómo pueden las empresas proporcionar un espacio de trabajo correcto para sus empleados?

R: Comúnmente, las personas no saben cómo crear un espacio de trabajo que sea verdaderamente cómodo, ergonómico y de apoyo. Durante la pandemia, los empleados trabajaron desde el sofá, la mesa del comedor o la barra de la cocina, los cuales no están diseñados para una jornada laboral de ocho horas. Como resultado, muchos trabajadores en home office reportaron un mayor nivel de dolor e incomodidad asociados con muebles no ergonómicos y comportamiento sedentario. Esta es una oportunidad para que el empleador proporcione educación y el equipo adecuado, como monitores externos, brazos de monitorización y escritorios de pie. De esta forma, los empleadores pueden comprender los desafíos que enfrentan sus trabajadores remotos y luego tomar medidas para respaldar buenas posturas y movimientos de trabajo.

Photo by:   Ergotron
Miriam Bello Miriam Bello Journalist and Industry Analyst